Un hombre fue arrestado bajo sospecha de conducir borracho el jueves, ante la denuncia de que paralizó el metro de San Francisco durante más de dos horas al bajar con su auto a las vías subterráneas, dijo la policía.

Scott Mitchell, de 40 años, también fue acusado de conducir sobre las vías y violar una señal de tránsito, dijo el vocero policial Albie Esparza.

No hubo heridos, y se prevé que Mitchell quedará en libertad tras recibir una sanción, dijo Esparza.

"Parece que entró al túnel y su vehículo quedó trabado al chocar con un escalón de concreto", dijo Esparza. "Creemos que conducía bajo la influencia del alcohol. Afortunadamente, nadie resultó herido".

El vehículo de Mitchell entró al túnel en la calle Church poco antes de las 6 de la mañana y siguió hacia el este casi hasta la estación Van Ness, dijo Paul Rose, portavoz de la Agencia Municipal de Transportes, conocida como la Muni.

No aparecieron trenes durante el incidente, dijo Rose.

Tyrone Julian, un gerente de la Muni, dijo que vio al vehículo bajar al túnel y lo persiguió. El conductor parecía estar intoxicado, añadió.

Las líneas del metro quedaron detenidas durante la hora de mayor afluencia mientras las cuadrillas retiraban el vehículo e inspeccionaban las vías. El servicio se restableció a partir de las 8.15.