El ministerio de Relaciones Exteriores y una empresa financiera anunciaron el jueves que abrieron una linea de créditos para salvadoreños que viven en Estados Unidos y requieran financiamiento para su reinscripción al programa migratorio conocido como TPS.

El canciller salvadoreño Hugo Martínez y el gerente corporativo de la Federación de Asociaciones Cooperativas de Ahorro y Crédito de El Salvador, (DEFECACES), Héctor Córdova, informaron en conferencia de prensa que pondrán a disposición créditos de 545 dólares por persona, con una tasa de interés del 20% para cancelar en un plazo de diez meses.

"Conscientes de la situación económica actual y de que para algunas familias aspirantes a la renovación del TPS es difícil de financiar de una sola vez el costo de la reinscripción, especialmente cuando se trata de grupos familiares numerosos, buscamos opciones para aliviar esta carga y que puedan acceder al beneficio migratorio sin ningún problema", dijo Martínez.

Este beneficio estará a disposición de los salvadoreños residentes en Estados Unidos que gozan den beneficio migratorio, con familiares receptores de remesas en El Salvador asociados a FEDECACES, y que requieran hacer uso de esta alternativa financiera.

Los familiares que viven en El Salvador deberán de tramitar el crédito, según se informó.

Recientemente Estados Unidos anunció la extensión de un estatus migratorio especial para salvadoreños bajo el cual se les permite trabajar a pesar de haber ingresado a ese país sin la debida documentación.

Los beneficiarios de esta extensión deben inscribirse antes del 12 de marzo, y podrán gestionar una nueva autorización laboral cuya fecha de vencimiento será el 9 de septiembre del 2013.

Además, se extendió hasta el 9 de septiembre la validez de las autorizaciones laborales que muestren el 9 de marzo como fecha de vencimiento.

El gobierno salvadoreño estima que aproximadamente 212.000 salvadoreños se beneficiaran de esta prórroga. Esta es la octava desde que el ex presidente estadounidense George W. Bush concediera el TPS a los salvadoreños que ingresaron ilegalmente antes de los dos terremotos del 2001 sacudieron esta nación centroamericana.

Las remesas familiares procedentes de Estados Unidos son pilares fundamentales para la economía salvadoreña. En el 2011 se registraron remesas por 3.648,8 millones, lo que representa alrededor del 16% del Producto Interno Bruto, según el Banco Central de Reserva de El Salvador.