Tim Tebow sufrió lesiones en las costillas, el pecho y los pulmones en la derrota de sus Broncos de Denver por 45-10 ante Nueva Inglaterra el fin de semana pasado en los playoffs de la NFL.

El quarterback no tendrá que ser operado y se espera que se recupere completamente con descanso, anunció el equipo. Tampoco se espera que se vea afectado su programa de acondicionamiento físico en las vacaciones.

ESPN reportó el miércoles que Tebow se lastimó al ser derribado en el tercer parcial, y luego tuvo problemas para dormir debido al dolor. El lunes se sometió a una prueba de resonancia magnética en el pecho.

El vocero de los Broncos, Patrick Smyth, dijo que aunque por política del equipo no puede dar detalles de las lesiones, sí puede confirmar que Tebow terminó el encuentro con bastante dolor.

El suplente Brady Quinn empezó a calentar después que Tebow fue derribado por Vince Wilfork y Rob Ninkovich, pero Tebow permaneció en el partido y jugó hasta el final.

"Simplemente es la naturaleza del fútbol americano. A veces te pegan y te duele un poco. Pero yo quería jugar", comentó Tebow después del duelo.

El desenlace del partido ya estaba decidido cuando Tebow fue lastimado.

"Quería demostrar fortaleza. Tienes que seguir luchando y eso no cambia tu forma de ser, tu forma de jugar, debes ser el mismo siempre", señaló Tebow.