Películas independientes que quizás tardaron años en realizarse — incluyendo varias de Latinoamérica — se exhibirán por primera vez esta semana en el Festival de Cine de Sundance, que ha cimentado las carreras de numerosos directores y actores desconocidos.

La vitrina del cine independiente creada por Robert Redford se inaugura el jueves con 117 largometrajes, 64 cortos y una gran cantidad de cineastas ansiosos por participar en el evento de 11 días.

Algunos son directores establecidos que exhiben sus más recientes trabajos, como Spike Lee con el drama urbano "Red Hook Summer", en el que repite su papel de "Do the Right Thing"; Stephen Frears con "Lay the Favorite", protagonizada por Bruce Willis, Catherine Zeta-Jones y Rebecca Hall; el veterano documentalista Joe Berlinger con su retrato de Paul Simon "Under African Skies"; y Julie Delpy con su comedia sobre relaciones "2 Days in New York", que estelariza con Chris Rock.

Otros filmes son de realizadores emergentes que compiten por un prestigioso premio en Sundance, como Sheldon Candis con "Luv", con el rapero Common y Danny Glover; Ry Russo-Young con el drama "Nobody Walks", con John Krasinski, Olivia Thirlby y Rosemarie DeWitt; y Youssef Delara y Michael D. Olmos con la historia sobre hip hop "Filly Brown", protagonizada por la debutante Gina Rodríguez, Lou Diamond Phillips y el padre de uno de los directores, Edward James Olmos, y con la actuación de la estrella de la música norteña Jenni Rivera.

En el apartado internacional de la competencia — World Cinema Dramatic Competition — figuran cuatro películas de Latinoamérica: la brasileña "A Cadeira do Pai" de Luciano Moura, la argentina "El último Elvis" de Armando Bo, y las chilenas "Violeta se fue a los cielos" de Andrés Wood y "Joven y alocada" de Marialy Rivas.

Por España, figura "Madrid, 1987" de David Trueba.

¿Qué hace de Sundance el lugar ideal para el talento emergente cada mes de enero?

"Una combinación de factores. Primero, es el comienzo del año. Es un muy buen momento para empezar con toda una variedad de nuevas películas, que Sundance reúne y cura muy bien", dijo James Marsh, quien regresa por tercera ocasión al festival con su drama "Shadow Dancer", con Clive Owen y Andrea Riseborough.

"Y Sundance tiene un perfil internacional que va más allá de Norteamérica. Sabemos que es un lugar donde se pueden forjar carreras y darse a conocer películas", añadió Marsh, cuya cinta ganadora de un Oscar "Man on Wire" debutó en el festival en el 2008 y se llevó el máximo honor en la sección de documentales.

Los organizadores de Sundance dicen que los filmes de este año son sumamente variados en términos de estilo, tema y tono. Sin embargo, acotan que han percibido un tema general de inquietud e incertidumbre sobre la vida, quizás derivado de la inestabilidad política, social y económica de los últimos años a nivel mundial.

"Vemos gente cuestionando el status quo del sueño americano. Como, ¿qué es familia?, ¿tener hijos?, ¿debo casarme?, ¿es el matrimonio algo que quiero considerar?", dijo el director del festival, John Cooper. "Mucho de lo que asumimos como status quo está siendo cuestionado estos días".

Las competencias, un programa de medianoche y estrenos tachonados de estrellas han producido muchos éxitos a través de los años, incluyendo "sex, lies and videotape", "Precious", "The Blair Witch Project", "Clerks", "Winter's Bone" e "In the Bedroom".

Muchos actores y cineastas le deben sus carreras a Sundance y la exposición que allí tuvieron, como el director de "Super Size Me" Morgan Spurlock, la estrella de "Girlfight" Michelle Rodríguez y el astro de "Napoleon Dynamite" Jon Heder, quien este año regresa con el escritor y director So Yong Kim en la comedia sobre la lucha de custodia "For Ellen", protagonizada por otros dos veteranos de Sundance, Paul Dano ("Little Miss Sunshine") y Jena Malone ("Donnie Darko").

___

En Internet:

http://www.sundance.org