El ministro de Hacienda ucraniano dimitió el miércoles ante el bloqueo de un crédito de 15.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional y el presidente designó al jefe de los servicios de seguridad y ex ministro de Economía — un antiguo aliado — para reemplazarlo.

Fedir Yaroshenko, de 62 años, no explicó por qué renunció y dijo solamente ante las cámaras de televisión que espera que su sucesor cometa pocos errores y trabaje con acierto.

Los analistas, sin embargo, opinaron que la renuncia pone de relieve la difícil situación económica de Ucrania y sugiere que el presidente Viktor Yanukovych quiere culpar de la situación económica a su gabinete antes de las elecciones parlamentarias del cuarto trimestre.

Yanukovych designó a su aliado Valery Khoroshkovsky, un magnate de los medios informativos que dirige el Servicio de Seguridad de Ucrania desde hace dos años. Khoroshkovsky fue además ministro de Economía en el gobierno de Yanukovych de 2002 al 2004.

Yanukovych no explicó su decisión pero algunos observadores sostienen que la lealtad de Khoroshkovsky al presidente pareció haber sido un factor en su decisión.

Bajo el liderazgo de Khoroshkovsky, el Servicio de Seguridad inició varias investigaciones delictivas contra la encarcelada ex primera ministra Yulia Tymoshenko en un caso que occidente considera tiene motivaciones políticas.