En una decisión que puso de manifiesto la creciente tensión entre el Valle del Silicio y Hollywood, Wikipedia y otros sitios de internet suspendieron el miércoles sus servicios en protesta contra dos proyectos de ley presentados por legisladores, los cuales buscan combatir la piratería de películas y programas televisivos en línea.

La enciclopedia en internet es parte de una coalición heterogénea de empresas "punto com" y grandes compañías tecnológicas, las cuales temen que el Congreso esté dispuesto a aliarse con Hollywood para promulgar medidas muy severas, mismas que podrían incluir el bloqueo de sitios enteros, para frenar la compartición de producciones audiovisuales y su uso sin autorización.

La lucha pondrá a prueba cuál de las industrias de California puede ejercer más influencia en Washington.

Por ahora, el Valle del Silicio parece tener ventaja. Simpatizantes de las dos iniciativas de ley consideran que éstas buscan proteger los empleos en la industria del cine y de la música. En la Cámara de Representantes, se ha presentado la propuesta de Ley para Detener la Piratería en Línea (SOPA, por sus siglas en inglés), mientras que el Senado analiza la iniciativa para Proteger la Propiedad Intelectual (PIPA).

Una campaña que incluye a pesos pesados de la industria tecnológica, como Google Inc., y Yahoo Inc. ha considerado que los proyectos constituyen un ataque contra la internet libre y abierta.

"Esto no tiene relación alguna con canciones o películas robadas", consideró Justin Ruben, director general de MoveOn.org, que participa en la protesta. Ruben opina que una legislación más estricta, incluso dirigida a los sitios extranjeros, haría que los comentaristas culturales del país fueran más propensos a ofensivas legales.

En vez de mostrar sus artículos enciclopédicos, Wikipedia mostró una página en negro que describía la protesta y que daba más información sobre las iniciativas. Fue posible todavía consultar muchos artículos mediante sitios con distintos parámetros.

Reddit.com desactivó su servicio de noticias sociales durante 12 horas. Otros sitios se unieron a la protesta sin interrumpir sus servicios. Google ennegreció el logotipo en su página de inicio y desvió a la gente a un sitio en la que podía anotar sus nombres dentro de un pliego petitorio.

La desactivación de un día buscaba coincidir con audiencias cruciales de las dos cámaras, que se preparaban para enviar las propuestas al pleno para su debate.

Pero el impulsor de la medida en la cámara baja, el republicano Lamar Smith, buscó retirar la semana pasada una provisión clave de la iniciativa, que hubiera obligado a los proveedores de internet a interferir con la forma en que las direcciones Web funcionan para sitios extranjeros que se dedicarían a la piratería. Los trabajos sobre la medida se pospusieron hasta febrero.

Los críticos consideran que semejante intervención con la tecnología central de la internet pisa terrenos peligrosos que lindarían con la censura. El proyecto podría dar también a los ciberpiratas una nueva forma de causar estragos, advierten.

La Casa Blanca planteó preocupaciones de que las propuestas socaven la innovación. El fin de semana, el gobierno del presidente Barack Obama reaccionó a dos peticiones en línea y señaló que "no apoyará una legislación que coarte la libertad de expresión, aumente los riesgos a la seguridad informática o mine la dinámica innovadora y global de internet".

Simultáneamente, el gobierno convocó a todas las partes a "aprobar este año una legislación congruente que proporcione a las autoridades y a los titulares de los derechos nuevas herramientas legales para combatir la piratería en línea que se origina más allá de las fronteras de Estados Unidos".

Esa postura constituye un intento de Obama por complacer a dos grupos de simpatizantes, mientras busca la reelección en noviembre, dijo Jeffrey Silva, analista de políticas tecnológicas de Medley Global Advisors, una firma con sede en Washington.

Por un lado, su gobierno ha defendido una internet libre y abierta, al ver cómo algunos regímenes represores caían en el Medio Oriente con ayuda de redes de socialización como Twitter. Obama ha defendido también el concepto de la "neutralidad" de la red, que impide a los proveedores de servicio de internet lentificar el tráfico originado por sitios para compartición de archivos, algunos de los cuales albergan contenido pirata.

Por otro lado, Obama y otros demócratas han acudido a Hollywood en decenas de ocasiones para recaudar fondos de campaña.

"El gobierno trata de luchar para la protección del espacio de internet", dijo Silva. "Pero simultáneamente, no quiere ahuyentar a Hollywood ni a la comunidad empresarial".

____

El periodista de la AP, Jim Abrams, contribuyó con este despacho desde Washington.