El presidente húngaro desmintió el miércoles denuncias de plagio en su tesis doctoral de 1992, en la que analizó los Juegos Olímpicos modernos.

Pal Schmitt dijo a la Radio estatal Kossuth que utilizó 21 fuentes diferentes para escribir la tesis.

"Estoy esperando que esta cuestión se termine", dijo Schmitt en su primer comentario público sobre la denuncia publicada hace una semana por el semanario HVG. "No puedo suponer más que malicia" en la denuncia, agregó.

HVG afirmó que 180 de las 215 páginas de la tesis de Schmitt en la Universidad de Educación Física parecían haber sido copiadas de una obra del dirigente deportivo búlgaro Nikolay Georgiev, ex miembro del Comité Olímpico Internacional, que murió en el 2005.

Schmitt, ex campeón olímpico de esgrima, ha sido miembro del COI desde 1983.

El rector de la Universidad Semmelweis de Budapest, de la que ahora forma parte la universidad de Schmitt, formará un comité de investigación para estudiar "las circunstancias de la creación" de la disertación del presidente.

Schmitt dijo que conoció personalmente a Georgiev y que el búlgaro saludó los esfuerzos de Schmitt por lidiar con las olimpíadas en su tesis. El objetivo de su estudio fue demostrar cómo los deportes en los que se habían destacado los húngaros podían mantenerse en el programa olímpico pese a la influencia creciente de la televisión sobre los juegos, afirmó.

Algunos de los deportes en los que los húngaros han ganado numerosas medallas olímpicas incluyen el pentatlón moderno, la esgrima y el water polo.

Schmitt mencionó la obra de Georgiev en la bibliografía de su tesis pero no incluye notas de pie de página ni otras atribuciones que acrediten pasajes específicos de la obra al autor búlgaro. Schmitt dijo que respondía a las reglas académicas de la época.

La tesis recibió summa cum laude, el mayor elogio.

Schmitt, también vicepresidente del partido gobernante Fidesz dirigido por el primer ministro Viktor Orban, fue elegido para el Parlamento en el 2010 por un período quinquenal.