Los asesores del púgil Lamont Peterson dijeron que apelaron la decisión de la AMB de ordenar una revancha contra Amir Khan.

Los asesores de Peterson descartaron las conjeturas de que ya empezaron a negociar otra pelea con Khan, quien se quejó por su derrota por decisión dividida en su pelea del 10 de diciembre.

El comunicado señala que Peterson y sus asesores "confían que la AMB revocará su decisión de ordenar una revancha inmediata, y reconocerá a Lamont Peterson como el verdadero campeón mundial del peso junior welter".

Mientras la AMB ordenó la revancha la semana pasada, Khan retiró el martes su apelación ante la FIB porque, según su promotor, el británico temía que no recibiera trato justo en la audiencia.

Peterson consideró que la decisión de Khan es una "reivindicación".

El boxeador británico lleva semana denunciado las anomalías del arbitraje en la pelea que se disputó en Washington. Según Khan, un "hombre misterioso" habló con los jueces durante el combate.

Khan llegó a Nueva Jersey el martes para la audiencia de apelación que la Federación Internacional de Boxeo había pautado para el día siguiente, pero la cita fue cancelada. Los representantes de Khan al encontrarse que sólo habría una "participación parcial" de los jueces que estuvieron involucrados en el combate.

"Le dije (al presidente de la FIB Daryl Peoples) que si iba a tener a ciertas personas ahí y a otros no, que eso no me parecía que era una reunión transparente", dijo Richard Schaefer, el director ejecutivo de Golden Boy Promotions.

"Hubiese sido una reunión parcializada, donde no todas las partes iba a poder dar su versión", añadió.

La presencia no explicada cerca del ring del "hombre misterioso", que posteriormente fue identificado como Mustafa Ameen — quien hace trabajo voluntario para la FIB — sumó a la "plétora" de anomalías que los representantes de Khan sostienen empañan la validez de la pelea.

Imágenes de video muestran Ameen, quien no estaba autorizado de estar cerca del ring, cuando distraía a los jueces y se le acercaba a Michael Welsh, supervisor de la Asociación Mundial de Boxeo, durante la pelea.

Ameen dijo a la BBC que sólo corrigió errores hechos por Welsh en su tarjeta.

Khan perdió sus títulos de la AMB y FIB ante Peterson.