Un equipo especial de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) llegará el próximo lunes a Chile para recabar datos y formular un proyecto para ayudar a los pequeños agricultores afectados por la reciente oleada de incendios en el país.

Según un comunicado de la organización difundido en Chile, el representante de la FAO en este país, Alan Bojanic, se reunió hoy con el ministro de Agricultura, Luis Mayol, y le entregó una carta del nuevo director general, José Graziano, en la que ofrece el apoyo de emergencia de la FAO.

"La ayuda es bienvenida, ya que nos permite fortalecer lo que estamos haciendo para recuperar los sistemas productivos y así enfrentar los efectos de los incendios en las zonas afectadas", señaló Mayol.

La oleada de incendios forestales, que comenzó a fines de diciembre y remitió la semana pasada, causó la muerte de siete brigadistas y dos ancianos y arrasó unas 60.000 hectáreas en todo el país, con especial incidencia en las regiones de Magallanes, la Araucanía, Biobío y Maule.

De ellas, las regiones donde la actividad agrícola es más relevante son las del Maule y Biobío; en esta última se decretó emergencia agrícola en cuatro comunas (distritos), lo que permite a los propietarios de parcelas recibir una ayuda especial.