Japón revirtió el miércoles los planes presentados apenas este mes de cerrar reactores nucleares tras 40 años en operación, al anunciar que algunas plantas podrían funcionar hasta 60 años.

Osamu Fujimura, vocero del gabinete, informó el miércoles que el gobierno planea apegarse en principio al límite de 40 años pero está considerando permitir a los operadores solicitar extensiones de 20 años.

Cada reactor podría obtener sólo una extensión y tendría que cumplir con estrictos requerimientos de seguridad para calificar, dijo.

La preocupación por los reactores que envejecen ha crecido porque tres de ellos en la planta de Fukushima Dai-ichi fueron construidos a finales de la década de 1960. Muchos más de los 54 reactores de Japón cumplirán cuatro décadas de existencia en los próximos años. Actualmente el país no tiene límite en el número de años en operación.