La Fuerza Armada de El Salvador integró un consejo que revisará textos y la historia militar, como lo ordenó el presidente Mauricio Funes durante la celebración del vigésimo aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, informó el miércoles el ministro de la Defensa Nacional, general José Atilio Benítez.

En un acto público, el presidente pidió perdón en nombre del Estado por los crímenes cometidos por los militares durante la guerra civil (1982-19992), entre ellos la matanza de 936 personas en el caserío El Mozote, en el departamento de Morazán, a unos 210 kilómetros al este de la capital, durante una operación anti insurgente.

El presidente pidió que las fuerzas armadas revisen la interpretación de la historia a la luz del reconocimiento que formuló en nombre del Estado salvadoreño y como comandante general de la Fuerza Armada.

Funes dijo en sus discurso que, "a 20 años de los Acuerdos de Paz y ante una institución militar diferente, democrática, obediente al poder civil, no podemos seguir enarbolando y presentando como héroes de la institución y del país a jefes militares que estuvieron vinculados a graves violaciones a los derechos humanos".

Benítez informó que ya se encuentra en formación el Consejo que revisará las acciones de la Fuerza Armada durante la guerra civil, que quedará integrado por oficiales de la fuerza armada, académicos y civiles, entre estos un ex comandante guerrillero y firmante de los Acuerdos de Paz, Salvador Samayoa, así como el jefe del Organismo de Inteligencia del Estado, Ricardo Perdomo.

Benítez explicó que la tarea de los integrantes de este Consejo es que "revisen las instrucciones que ha dado el señor presidente, que se haga su conclusión final, sus recomendaciones, y esas se le pasarán al señor presidente, y de acuerdo a lo que él determine, eso es lo que se va a ejecutar".