El Fondo Monetario Internacional (FMI) evalúa la necesidad de aumentar "sus recursos para cumplir con su mandato y jugar un papel completo y constructivo como garante de la estabilidad global", indicó hoy su directora gerente, Christine Lagarde.

"El mayor desafío es responder a la crisis de una manera adecuada y muchos miembros del directorio ejecutivo realzaron la necesidad y urgencia de esfuerzos colectivos para contener la crisis de deuda de la zona euro y proteger a las economías mundiales de posibles contagios", aseguró en un comunicado la directora gerente del Fondo.

El comunicado se produce al término de una reunión del directorio ejecutivo del organismo multilateral acerca de la adecuación de los actuales recursos, que se sitúan en torno a los 385.000 millones de dólares, a los nuevos desafíos económicos globales.

Lagarde afirmó que "los miembros del órgano ejecutivo dieron la bienvenida al compromiso de Europa de contribuir a sus recursos, aunque remarcaron la importancia de que los cortafuegos y otras medidas europeas sean suficientemente fuertes para hacer frente a la crisis de la zona euro".

Recientemente, las naciones europeas aprobaron canalizar a través del Fondo 190.000 millones de dólares, para aumentar su capacidad de respuesta.

Sin embargo, y por el momento, el resto de los países no han anunciado que aumentarían por su parte la contribución al organismo que dirige la exministra de Finanzas francesa.

En septiembre pasado, Lagarde ya aseguró que los recursos del Fondo podrían ser escasos ante las crecientes dimensiones de la crisis que enfrenta la economía mundial.

"El equipo del Fondo explorará opciones para aumentar su capacidad de respuesta, sujetas a las adecuadas salvaguardas", concluyó en una breve nota de prensa.