El Banco Mundial (BM) revisó hoy a la baja las perspectivas de crecimiento global a un 2,5 % para 2012 y un 3,1 % para 2013, lastrado por la debilidad de la zona euro, informó el organismo multilateral.

En sus últimas estimaciones, en junio de 2011, el BM pronosticaba para la economía mundial un 3,6 % para ambos años.

Los países avanzados crecerán un 1,4 % y los emergentes un 5,4 % en 2012, frente a las previsiones anteriores de 2,7 % y 6,2 %, respectivamente, ofrecidas el pasado año.

La zona euro se contraerá, según el BM, un 0,3 % en 2012, frente a las estimaciones previas de crecimiento positivo de 1,9 % para este año, y será el principal freno económico.