Altos funcionarios de EE.UU., Japón y Corea del Sur acordaron hoy instar a la nueva cúpula que gobierna Corea del Norte a volver al diálogo a seis bandas para la desnuclearización, durante un encuentro trilateral en Washington.

"Hemos acordado que existe un camino abierto para Corea del Norte hacia la reanudación de las conversaciones y la mejora de sus relaciones con Estados Unidos, Japón y la República de Corea, a través del diálogo", señaló el Departamento de Estado estadounidense en un comunicado.

El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Asia y el Pacífico, Kurt Campbell, y el representante especial estadounidense para asuntos de Corea del Norte, Glyn Davies, recibieron a funcionarios de Tokio y Seúl en un encuentro que siguió al mantenido en la capital nipona el pasado 7 de enero.

Los representantes "reafirmaron su compromiso" con el diálogo a seis bandas -Estados Unidos, Rusia, China, Japón y las dos Coreas- y con su "objetivo central de una desnuclearización verificable de la península coreana de forma pacífica".

Además, acordaron dialogar con "China, Rusia y otros actores importantes" para impulsar el diálogo, encallado desde 2008.

También subrayaron "la importancia de la mejora de las relaciones intercoreanas" y la resolución de las tensiones por el secuestro de ciudadanos japoneses durante los años 70 y 80 por parte de agentes de espionaje norcoreano.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, se reunirá con sus homólogos de Japón y Corea del Sur "más adelante en este año, en un momento de conveniencia mutua", y los tres países se mantendrán en contacto constante durante 2012, indicó el comunicado.

En los últimos meses, y especialmente tras la muerte de su líder Kim Jong-il a finales de diciembre, Pyonyang ha dado señales de su voluntad de reanudar el diálogo sobre desnuclearización.

En el encuentro de hoy en Washington participaron el director de Asia y Oceanía de la Cancillería nipona, Shinsuke Sugiyama, y el representante especial surcoreano para Asuntos de Seguridad y Paz en la Península Coreana, Lim Sung-nam.

Según el comunicado, los funcionarios conversaron también sobre otros asuntos regionales, como los últimos acontecimientos en Birmania, país con el que Estados Unidos restauró el viernes sus lazos diplomáticos plenos al anunciar que nombrará un embajador por primera vez en dos décadas.