La XXXII edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), que reúne en la capital de España a 167 países, fue inaugurada hoy por el príncipe Felipe de Borbón, heredero de la Corona española, y su esposa la princesa Letizia.

Los príncipes de Asturias recorrieron las instalaciones de la feria y se pararon a visitar algunos de los principales atractivos turísticos que los países de América Latina presentan.

La crisis económica mundial ha causado un recorte continuado desde 2008 de la superficie que contratan las diferentes empresas en Fitur, pero este año ha aumentando el número de participantes.

El príncipe Felipe y su esposa recorrieron el pabellón número 4 que acoge a los países de América, y el expositor dedicado a Haití fue una de sus primeras paradas.

Allí saludaron a la ministra haitiana de Turismo, Stephanie Villedrouin, a quien le preguntaron por la situación del país tras el terremoto que asoló la isla caribeña hace dos años.

La ministra invitó al príncipe Felipe a visitar Haití, país al que ya ha viajada en dos ocasiones la reina Sofía.

Brasil fue otra de las paradas de los Príncipes, que conversaron con algunos de los responsables del stand para, a continuación, visitar el expositor de Argentina, donde una pareja de baile les hizo una demostración de un tango.

El ministro argentino de Turismo, Enrique Meyer, explicó a Efe que los Príncipes se mostraron muy interesados en los pasos de baile de la pareja y conversaron con ellos amigablemente.

Fitur dedica este año especial atención a diferentes propuestas de turismo rural centradas en la riqueza gastronómica, natural o cultural de las regiones de España y de otros países.

En el marco de esta feria, ya se ha conocido el mejor producto de turismo activo, un galardón que convoca cada año la revista Aire Libre y que este año ha premiado productos como "Entre los conventos del siglo XVI y Zapata", en México.

En el área internacional, Centroamérica ha consagrado 2012 al turismo sostenible, una iniciativa puesta en marcha por países como Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

La feria ocupa este año 10.000 metros cuadrados de superficie menos que en la edición anterior, debido a las restricciones presupuestarias de las regiones españolas.

Aún así, Fitur ha pasado de los 10.434 expositores de 2011 a unos 9.500 en la presente edición, en la que el número de empresas ha aumentado un 4 % y se han recuperado varias compañías que no estuvieron en anteriores ediciones.

Entre las países que se han incorporado están Qatar, Taiwán o Chad.

La XXXII edición de Fitur estará abierta hasta el domingo 22, con tres jornadas dedicadas a los profesionales (miércoles, jueves y viernes) y dos al público en general el fin de semana.