Cinco parlamentarios indígenas del oriente boliviano anunciaron el miércoles que abandonaron la alianza con el partido del presidente Evo Morales y crearon su propio grupo.

Los cinco parlamentarios fueron elegidos desde las filas del partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), en las elección de 2009. Los cinco son miembros de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (CIDOB), que responde a los indígenas de tierras bajas.

"Por determinación soberana de los pueblos indígenas, la CIDOB, sus regionales, los 34 pueblos indígenas representados en esta instancia, se determinó por un pedido reiterado la conformación oficial de la bancada indígena en el seno de la Asamblea Legislativa", informó el diputado indígena Pedro Nuni.

Explicó también que el MAS debe entender su disposición de no responder a las filas del partido del que fueron aliados.También llamó a más asambleístas a sumarse.

El diputado por el MAS, Fidel Surco, dijo que no es posible que los 5 parlamentarios creen un bloque diferente.

Nuni hizo el anuncio junto con el dirigente indígena Fernando Vargas desde la región oriental de Santa Cruz ante la sospecha que quieran anular una ley que consiguieron con una protesta.

Ambos lideraron en septiembre una marcha de más de 400 kilómetros para llegar a La Paz para protestar contra la construcción de una carretera proyectada a atravesar el Territorio Indígena Parque Nacional del Isiboro Sécure (TIPNIS) y con ello consiguieron que Morales cancele la obra mediante una ley.

La marcha duró 62 días y Morales registró una popularidad baja, tras ello le arrancaron la ley a Morales. Nuni señaló que harán respetar esta ley después que otra marcha está cerca de llegar a La Paz, la cual pide la construcción de la carretera.

El sector llamado Consejo Nacional de Indígenas del Sur (Conisur) marcha desde diciembre con destino a La Paz, se prevé que llegue la próxima semana.