La décima edición de la Fashion Week de Berlín arrancó hoy en una carpa ante la Puerta de Brandeburgo con el primer desfile de esta semana de la moda, protagonizado por la firma Escada Sport.

Escada, que se ha inspirado en el paisaje invernal británico para su nueva colección, mostró sobre la pasarela estampados a cuadros, capas y, como gran atracción, un vestido de noche azul petróleo.

Hasta este sábado desfilarán por la capital alemana una cincuentena de marcas y diseñadores con sus propuestas para la temporada otoño-invierno 2012/2013, entre ellos Hugo Boss, Joop!, Rena Lange, Perret Schaad, Kaviar Gauche y Unrath & Stranno.

La moda sostenible también tiene cabida en esta cita semestral del diseño, en la que varias firmas presentan desde hoy y hasta el próximo viernes sus propuestas de diseño sostenible en el emblemático hotel Adlon, con vistas sobre la Puerta de Brandeburgo.

Además, en varios puntos de la ciudad tienen lugar los llamados Showroom days, abiertos al público, para hacer accesible la Fashion Week a los amantes de la moda y como plataforma para los jóvenes diseñadores y marca noveles.

Los amantes de la moda podrán conocer además las últimas tendencias en diseño en las diversas ferias especializadas que se celebran paralelamente a la Fashion Week, como la Bread & Butter, en el recinto del antiguo aeropuerto de Tempelhof, centrada en la moda tejana y urbana, con alrededor de 600 expositores.

El sector del turismo prevé una afluencia de más de 200.000 visitantes a esta décima edición de la semana de la moda, de los cuales al menos 100.000 acudirán a la feria Bread & Butter.

La Fashion Week es considerada entre tanto uno de los factores económicos más significativos de Berlín, con unos ingresos semestrales de unos 100 millones de euros para la ciudad, según cálculos de la organización.

Este año, esta cita semestral con la moda cuenta con invitadas tan especiales como la modelo Veruschka, "la primera top model alemana" (nacida en 1939), que desfilará para la creadora Anja Gockel.

En otra línea, Miss Piggy, la célebre cerdita de los Teleñecos (The Muppets), visitará al diseñador berlinés Michael Michalsky en su estudio, quien creará especialmente para ella un vestido de noche a medida.

La mayor fiesta de inauguración de las que se celebraron anoche en la capital alemana tuvo lugar en el club "High Voltage", instalado en el antiguo aeropuerto de Tempelhof, con más de 2.500 invitados, que durante más de una hora disfrutaron con las acrobacias, el baile y la música del grupo español Fuerza Bruta.