El gobierno de Alemania redujo el miércoles su pronóstico de crecimiento para este año a 0,7% desde 1%, pero estima que la economía alemana, la más grande de Europa, nuevamente tomará impulso en 2013.

El Ministerio de Economía prevé que el país, que hasta ahora ha salido prácticamente ileso de la crisis de deuda en la zona euro, crecerá 1,6% el siguiente año.

La previsión oficial alemana para 2012 se había mantenido en 1% desde octubre, cuando fue reducida desde 1,8%.

La economía de Alemania creció 3% en 2011, su segundo año consecutivo con fuerte desempeño, en contraste con muchos países en la eurozona.

El Banco Mundial prevé que la economía del grupo de 17 países que conforman la eurozona se contraerá 0,3% este año.