Una estudiante y activista iraní fue muerta a tiros mientras estaba a bordo de su auto en un vecindario de casas lujosas justo al suroeste de Houston.

Según la Policía, el cadáver de Gelareh Bagherzadeh fue encontrado el lunes dentro de su automóvil. El vehículo se estrelló y el motor seguía encendido. El bolso de Bagherzadeh y su teléfono celular se encontraban junto a ella.

La Policía revisaba el miércoles los videos tomados por las cámaras de seguridad en la zona.

El vocero policial Víctor Senties dijo que Bagherzadeh, de 30 años, era una estudiante de tecnología genética molecular en el Centro Anderson contra el Cáncer y defendía los derechos de las iraníes.

Los investigadores no están seguros de si el asesinato tuvo relación con esas actividades.