Los estadounidenses prefieren quedarse con sus automóviles y camionetas por más años, con un tiempo promedio por vehículo de 10,8 años, un récord.

El desempleo y la recesión hicieron que los consumidores postergaran la adquisición de vehículos nuevos.

La firma de investigaciones Polk dijo el martes que en julio el tiempo promedio de un automóvil usado fue de 11,1 años y la de los camionetas de 10,4%.

Según Polk, el tiempo medio de un vehículo ha aumentado desde 2008, pero la firma aclaró que el repunte de las ventas del año pasado seguramente frenará el envejecimiento del parque automovilístico.

Las empresas fabricantes de automóviles vendieron 12,8 millones de vehículos en Estados Unidos el año pasado, frente a 11,6 millones en 2010.

En 2010, el tiempo medio de un vehículo en los caminos estadounidenses fue de 10,6 años, frente a 10 en 2008.

Polk obtiene sus estadísticas del registro nacional de vehículos.