DETROIT- Víctor Martínez podría perderse toda la campaña de Grandes Ligas en 2012. El estelar toletero venezolano de los Tigres de Detroit se lesionó la rodilla izquierda cuando hacía ejercicios de preparación para la inminente pretemporada.

Los Tigres confirmaron el martes que el catcher y bateador designado se rompió el ligamento anterior cruzado de la rodilla la semana pasada mientras se ejercitaba. Una prueba de resonancia magnética realizada el lunes en Lakeland, Florida, confirmó la lesión del toletero de 33 años.

El equipo indicó que Martínez será examinado nuevamente la próxima semana, pero la expectativa es que no hay otra alternativa que pasar por el quirófano.

De la mano de Justin Verlander, Miguel Cabrera y Martínez, los Tigres ganaron el año pasado el título de la división Central por 15 juegos de diferencia y alcanzaron la serie de campeonato de la Liga Americana. Súbitamente, los Tigres encaran un panorama agorero para 2012.

"Uno debe lamentarse un par de días, luego seguir adelante", comentó el gerente de los Tigres Dave Dombrowski. "Tenemos un buen equipo. Tenemos muchos jugadores que pueden sacar la cara".

El preparador físico Kevin Rand señaló que, de momento, es muy díficil estimar los plazos de la recuperación de Martínez tras la cirugía.

"Tendremos una idea después de eso", dijo Rand.

Martínez bateó .330 con 103 remolcadas la temporada pasada, su primera en Detroit. Firmó un contrato de cuatro años y 50 millones de dólares previo a esa campaña.

La dupla venezolana Martínez-Cabrera resultó clave en la parte medular del orden al bate. Además, el manager Jim Leyland nunca se cansó de elogiar a Martínez por su impacto como líder del equipo.

Aunque se perdió algunos juegos al inicio de la temporada por una dolencia en la ingle derecha, Martínez pudo actuar en 145 encuentros. Pudo desempeñarse como bateador designado y ocasionalmente detrás del plato. Pero le costó jugar como receptor al final de la temporada tras lesionarse la rodilla izquierda en agosto.

Esta lesión, sin embargo, es más grave. Martínez también sufrió una lesión en las costillas durante la postemporada.

Detroit recién adquirió a Gerald Laird para que sea el suplente del catcher titular Alex Avila.

Aparte de eso, los Tigres no hicieron mucho durante el receso. Adquirieron al relevista dominicano Octavio Dotel para reforzar su bullpen, pero el resto de la alineación habitual quedó intacta.

Con Martínez fuera, Detroit deberá sopesar si busca otro bate, aunque Dombrowski evitó hablar mucho sobre tal posibilidad.

El primera base Prince Fielder sigue disponible como agente libre, pero es incierto si los Tigres tratarán de comprometerse con otro contrato a largo plazo para reemplazar al lesionado Martínez.

"Lo más posible es que sea alguien a corto plazo", dijo Dombrowski. "Pero no estoy seguro. Depende de la posición en que juege, de quién se trata".

Dombrowski pareció descartar la posibilidad de que Cabrera deje la inicial para jugar en tercera en el caso que se pueda adquirir a otro primera base, alguien como Fielder.

"No estamos interasados en eso como una opción a tiempo completo", dijo.

Cabrera bateó .344 con 30 jonrones y 105 impulsadas la pasada campaña, mientras que Avila conectó .295 con 19 jonrones. El torpedero dominicano Jhonny Peralta también tuvo un buen año con el madero con promedio de .299 y 21 jonrones. Los Tigres van a necesitar que los tres repitan esos números.

Cuando Martínez fue contratado, Detroit buscaba un complemento a Cabrera. Martínez cumplió, pero el jardinero Magglio Ordóñez y el intermedista Carlos Guillén se vieron afectados por lesiones. Los dos venezolanos no aparecen en los planos de los Tigres para 2012.

Detroit adquirió al jardinero Delmon Young en agosto y podrían beneficiarse si Brennan Boesch no vuelve a sufrir lesiones. Boesch conectó 16 jonrones en 115 juegos el año pasado, pero un golpe en el dedo pulgar derecho le dejó fuera al final de la temporada.