El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantendrá hoy un almuerzo de trabajo con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, con la intención de exponerle sus primeras medidas de ajuste y el calendario de reformas que prepara su Ejecutivo.

Como avanzó ayer en una rueda de prensa junto al presidente francés, Nicolas Sarkozy, Rajoy instará también al presidente del Consejo a actuar con agilidad y sentido común, convencido de que si la UE da pasos con rapidez para proteger el euro y los países hacen sus deberes, la crisis se superará "en no mucho tiempo".

La reunión del jefe del Ejecutivo con Van Rompuy tiene lugar dos semanas antes de que se celebre en Bruselas la cumbre extraordinaria de los veintisiete, que deben dar los últimos retoques al pacto fiscal que consagrará el principio de estabilidad presupuestaria.

Una "regla de oro" que España ya incluyó en la Constitución el pasado verano y que desarrollará ahora a través de una ley de "estabilidad y sostenibilidad presupuestaria".

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha convocado precisamente para esta tarde el Consejo de Política Fiscal y Financiera para analizar con todas las comunidades autónomas esa norma, que establecerá techos de gastos para todas las administraciones y sanciones para las que no respeten el objetivo de déficit.

Rajoy explicará también a Van Rompuy el calendario de las reformas que tiene el Ejecutivo sobre la mesa, desde la reforma laboral, hasta la reestructuración del sistema financiero y la reducción del sector público.

Tras este encuentro, por la tarde, el presidente del Gobierno se reunirá en la Moncloa con el vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Industria, Antonio Tajani.

Por su parte, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, viaja hoy a Estrasburgo (Francia) para entrevistarse con el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.