Los habitantes de un pequeño poblado en el norte de Argentina resisten la instalación de una minera canadiense mediante el bloqueo a la única vía de acceso a esa zona rica en oro.

Los pobladores de Famatina, ubicado en el extremo norte de la provincia de La Rioja --1.168 kilómetros de Buenos Aires-- se oponen al acuerdo que el gobierno provincial selló con la minera canadiense Osisko Mining Corporation para el desarrollo de un proyecto de minería a cielo abierto en el cerro Famatina.

Bajo el lema "El Famatina no se toca", un grupo de vecinos de ese y otros poblados aledaños levantaron un campamento y bloquean la única vía de acceso a una zona de 40 kilómetros cuadrados que es considerada uno de los yacimientos de oro más ricos de América del Sur.

"Famatina está de pie, Famatina se levantó. No queremos que nos vengan a matar ni a contaminar. No queremos que nos vengan a destruir nuestras bellezas naturales. Queremos que esta gente se retire. No vamos a permitir que al Famatina se lo toque", dijo la vecina Mirta González en diálogo con el canal Todo Noticias.

Los pobladores advirtieron que no se moverán del lugar hasta que no se anule el convenio firmado entre Osisko y el gobierno provincial para la exploración-explotación del Famatina, según un comunicado de la organización "Pueblos Autoconvocados de Pie".

Osisko Mining Corporation y el gobierno de La Rioja firmaron en agosto de 2011 un acuerdo por el cual la compañía se comprometió a un pago inicial de medio millón de dólares a la provincia y una inversión inicial de 10 millones de dólares para la exploración del yacimiento.

Con el mismo método de protesta, los vecinos de Famatina lograron en 2007 que el gigante minero canadiense Barrick Gold Corp desistiera de un proyecto similar.