El segundo vicepresidente de Perú, Omar Chehade, renunció a su cargo tras verse comprometido e investigado en un caso de presunto tráfico de influencias.

La renuncia de Chehade, quien también es legislador, se produjo en momentos en que el Congreso se aprestaba a debatir su desafuero e inhabilitación.

Chehade señaló en su carta de dimisión dirigida al presidente del Congreso, Daniel Abugattás, que decidió alejarse del Ejecutivo para "no causar perjuicio a la buena imagen del gobierno".

"En pro de seguir construyendo una mejor gobernabilidad institucional, he decidido renunciar de manera irrevocable al cargo de segundo vicepresidente de la república", dijo Chehade en su carta fechada el lunes pero que recién fue divulgada el martes por el Congreso.

Congresistas de la oposición consideraron tardía su renuncia y la atribuyeron a una estrategia para atenuar el castigo que le impondría el Legislativo.

La Comisión Permanente del Congreso evaluará este martes un informe que propone la destitución e inhabilitación de Chehade. De aprobarlo, el caso pasará a ser visto por el pleno.

La legisladora opositora Marisol Pérez Tello manifestó que la renuncia "no lo exime (a Chehade) de la investigación".

Chehade había sido suspendido de sus labores de congresista por 120 días a inicios de diciembre.

En octubre una denuncia periodística reveló que Chehade había citado a tres generales de la policía en un restaurante limeño para coordinar una operación de desalojo de una empresa azucarera a fin de favorecer a una de las partes envuelta en un litigio judicial.

Chehade se negó a renunciar a la segunda vicepresidencia, incluso después de que el presidente Ollanta Humala públicamente le sugirió hacerlo, pues afirmaba que no había cometido delito alguno.

"Creo que Chehade, que es un buen abogado, ha sido un mal abogado de sí mismo... Ahora renuncia cuando ha debido renunciar al principio y evitar quizás todo este problema que se ha creado", comentó el congresista opositor Víctor García Belaunde.

Chehade fue abogado de Humala y uno de sus más cercanos colaboradores durante la campaña electoral.