La Patrulla Fronteriza está modificando su enfoque hacia los inmigrantes que son atrapados tratando de cruzar sin permiso la frontera de 3.144 kilómetros (1.954 millas) que comparten Estados Unidos y México.

Años de crecimiento y nuevas tecnologías están permitiendo a la agencia federal hacer algo más que enviar a los que cruzan de regreso a México después de tomarles las huellas dactilares, pero sin ningún castigo.

La nueva estrategia nacional será anunciada dentro de unas semanas. Depende de programas que ya entraron en vigor en algunas áreas, como el procesamiento judicial o transferir a ciudades fronterizas a cientos de miles de personas antes de ser regresadas a México.

Una parte clave es un nuevo sistema basado en colores que clasifica a los inmigrantes detenidos con base en el número de intentos para cruzar o su historial delictivo. Esto ya es utilizado en el corredor más transitado de la Patrulla Fronteriza para registrar los ingresos no autorizados y en Tucson, Arizona, autoridades del sector informaron que está dando resultado.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agréganos en facebook.com/foxnewslatino