Soldados filipinos capturaron a un militante de la organización Abu Sayyaf sospechoso de haber participado en el secuestro de tres estadounidenses y 17 turistas filipinos en 2001, informaron el martes autoridades en Filipinas.

El secretario de gobierno Paquito Ochoa Jr. informó que la policía y los soldados capturaron a Sonny Baki Barahim el martes durante el allanamiento a una casa en la ciudad de Isabela, en la provincia sureña de Basilan.

Ochoa dijo que Barahim era buscado desde hace años por su participación en los secuestros efectuados en un centro turístico en el oeste de la provincia de Palawan en mayo de 2001.

Uno de los rehenes estadounidenses fue decapitado por los extremistas. Otro fue rescatado. El tercero fue asesinado en un asalto militar apoyado por Estados Unidos. La mayoría de los otros cautivos escaparon o se pagó rescate por ellos.

Ochoa encabeza la Comisión Presidencial Contra el Crimen Organizado.