Cuba realizó 15 operaciones de cambio de sexo y los legisladores tienen previsto en la agenda de 2012 debatir un cambio en el Código Penal que permita el reconocimiento de las uniones entre homosexuales.

"Se han realizado 15 cirugías de reasignación sexual. La primera estuvo a cargo de especialistas cubanos en 1988. Pero no fue hasta 2007 que se retomó este procedimiento por el Ministerio de Salud Pública", aseguró Mariela Castro en una entrevista difundida por el sitio oficial Cubadebate.

La experta, hija del presidente Raúl Castro y de la fallecida dirigente Vilma Espín es directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y sus opiniones suelen estar siempre en el ojo de la tormenta sea por las críticas que le lanzan los opositores a la revolución o quienes no entienden su defensa de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersex en Cuba.

"La Revolución cubana significó no solamente el logro de la tan anhelada soberanía nacional, sino también un complejo proceso de creación y puesta en práctica del proyecto de justicia, equidad social y solidaridad", dijo Castro para quien el proceso "generado transformaciones profundas y radicales en nuestra cultura, en los prejuicios sobre las sexualidades".

En esta dirección el Ministerio de Salud tomó la iniciativa de realizar un operación de cambio de sexo en 1988, pero hubo tantas críticas y comentarios negativos cuando se difundió que las mismas fueron canceladas. Los especialistas debieron esperar hasta 2007 para retomar la idea, luego de que la isla atravesara una crisis económica que casi colapsó sus servicios médicos a la población, que en la isla son completamente gratuitos.

Las cirugías en la isla corren a cargo del Estado, pues forman parte de los requerimientos de salud pública.

Según Castro, desde que se creo una Comisión Nacional de Atención Integral a Personas Transexuales en 1979, la encargada de evaluar los casos y coordinar su tratamiento --incluso dar luz verde para las intervenciones quirúrgicas--, se recibieron 175 solicitudes por parte de personas interesadas en recibir consultas.

En algunos casos, incluso si no pueden ser quirúrgicamente reasignadas se les permite hacer cambios en su carnet de identidad.

Castro comentó que también se trabaja en la forma de legalizar la unión entre homosexuales.

"La propuesta de anteproyecto para la modificación del Código de Familia está siendo sometida al criterio de especialistas del Ministerio de Justicia y de profesionales afiliados a la Unión Nacional de Juristas de Cuba. Según ha dicho la Ministra de Justicia a la prensa nacional, su discusión en nuestro Parlamento está incluida en el plan legislativo de 2012", expresó Castro.

Además la especialista se mostró confiada en que una próxima Conferencia del Partido Comunista de Cuba --previsto para finales de enero-- debate sobre el tema de identidad de género y "ayude a definir explícitamente una política de no discriminación por orientación sexual".

En cuanto a la prostitución, lamentó que tras la crisis del país en los 90 resurgiera el fenómeno en Cuba, donde en 1959 se habían censado unas 100.000 mujeres que vendían tales servicios. Un grupo de ella emigró y otro se integró a la revolución para ser rehabilitadas mediante la enseñanza de algún oficio.

Castro elogió "la experiencia sueca de penalizar al cliente, que ha demostrado efectividad en la disminución de la explotación sexual".