Espanyol anotó tres goles en los cinco últimos minutos y derrotó el martes 3-2 al Mirandés de la tercera división en su partido de ida por los cuartos de final de la Copa del Rey.

Mirandés, el único equipo de las divisiones inferiores que sigue con vida en esta etapa del torneo, parecía encaminado a dar una nueva sorpresa en el torneo al sacar ventaja de 2-0 con goles de Alain Arroyo y Pablo Infante a los 28 y 78 minutos.

Sin embargo, el equipo amateur se derrumbó por completo en la recta final del encuentro disputado en el estadio Cornellá-El Prat del Espanyol. El equipo del argentino Mauricio Pochettino descontó a los 85 con un tanto de Vladimir Weiss, se acercó a los 87 con un tanto de Rui Fonte y ganó con la diana de Joan Verdú a los 89.

Luego del gol de Weiss en una posible posición adelantada, los jugadores de Mirandés parecieron sacudidos y cometieron graves errores defensivos en los dos tantos siguientes: en el primero dejaron a Romaric entrar al área sin molestarlo para sacar el centro a Fonte y en el segundo perdieron una pelota mansamente en la media luna para que Verdú rematara.

Arroyo había aprovechado un error del mexicano Héctor Moreno para marcar el primer gol, pero Infante — un empleado bancario que ha saltado a la fama por esta campaña copera — volvió a destacarse al definir de cucharita por encima del arquero tras otro error de la zaga.

Espanyol se benefició de dos jugadas que parecieron penales en su contra, pero el árbitro Mateu Lahoz ignoró.

La vuelta se disputará la próxima semana en cancha del Mirandés, que en los octavos de final eliminó a Racing de Santander y en la ronda previa dejó afuera al Villarreal, ambos de primera división.

Real Madrid recibe el miércoles al Barcelona en el cruce más esperado de los cuartos de final, el mismo día que Mallorca visita al Athletic. Valencia enfrenta el jueves al Levante.