Una organización no gubernamental que encabeza la ex senadora Piedad Córdoba propuso el martes al gobierno y a las guerrillas de las FARC y el ELN un cese al fuego de al menos 90 días como primer paso hacia un eventual diálogo.

En tres cartas dirigidas al presidente Juan Manuel Santos y a los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño --alias "Timochenko"-- y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Nicolás Rodríguez --alias "Gabino"--, la organización Colombianos y Colombianas por las Paz pidió "adoptar de su parte la decisión encaminada a una tregua bilateral o cese al fuego, de la mayor extensión temporal posible, al menos por noventa (90) días, prorrogables".

De darse esa tregua, advirtió la organización dirigida por Córdoba, "será el marco adecuado para dar inicio a aproximaciones orientadas a diálogos y acuerdos humanitarios".

Las cartas, divulgadas en su página de internet, se conocen un día después de que Santos reiteró la decisión de combatir en forma contundente y sin contemplaciones a las FARC por considerar que hasta ahora no han dado muestras claras de reconciliación.

En Brasil donde cumple una visita oficial, el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón fue consultado por periodistas sobre la propuesta de cese de fuego. Dijo desconocer aún el texto de las cartas, pero respondió que el Estado colombiano seguiría en su combate a los grupos ilegales.

"Mientras haya grupos armados que atentan contra ciudadanos de Colombia, lo que van a encontrar es la determinación de la fuerza pública para actuar de manera decidida frente a ellos", dijo el ministro.

En la jornada, el vicepresidente Angelino Garzón dijo a los reporteros que lo que el gobierno esperaba de la guerrilla era la liberación de los secuestrados sin ninguna condición.

Ratificó además que cualquier decisión como un cese de fuego era de competencia del presidente (Santos) y quien por meses ha dicho que primero se necesitan actos concretos de los rebeldes antes de cualquier eventual negociación.

"Lo que esperamos de la guerrilla es que pongan en libertad a todos los secuestrados, sin ningún tipo de condición, que cesen la práctica del secuestro y el terrorismo, que sean capaces de abandonar la violencia. El presidente Santos ha sido reiterativo que hagan hechos de paz...no palabras de paz", dijo Garzón,

En la misiva dirigida a Timochenko, Colombianos por la Paz saludó el anuncio de fines de diciembre de las FARC de liberar a seis de los 12 militares y policías que tienen en su poder desde hace más de una década, pero insistió en "nuestro pedido y clamor para que la totalidad de los cautivos en su poder sean puestos en libertad y retornados sanos y salvos a sus familias".

También lamentó la muerte, el 26 de noviembre de 2011, de tres policías y un militar que estaban en poder del grupo guerrillero desde fines de los años 90.

En tanto al jefe del ELN, le reconoció "su disposición en la búsqueda del diálogo para la solución política del conflicto social y armado que vive Colombia hace más de medio siglo".

Entre enero de 2008 y febrero de 2011, las FARC le han entregado a la ex senadora Córdoba a no menos de 20 secuestrados, entre políticos, militares y policías.

A mediados de 1984, por unos meses y durante el gobierno del presidente Belisario Betancur (1982-1986), se registró el último cese al fuego por parte de las FARC.

______________

El corresponsal de Associated Press en Brasilia, Marco Sibaja, colaboró a esta información.

1-17-12