El Barcelona anunció el martes que apeló la tarjeta amarilla que Andrés Iniesta recibió el domingo en el triunfo 4-2 sobre el Real Betis por la liga española.

El árbitro Iglesias Villanueva amonestó al centrocampista blaugrana a los 68 minutos por protestar una acción en la que Iniesta consideró que le habían cometido un penal.

El Barsa informó que los servicios jurídicos del club enviaron evidencia videográfica al comité de competición de la federación española de fútbol para demostrar que Iniesta no debió ser amonestado.