Un juez militar fue asesinado el martes por pistoleros en una zona del sur del país sin que hasta ahora haya detenidos o se conozcan posibles razones del ataque, informó la policía.

El juez Jerson Reyes, de 40 años, salía en automóvil de su residencia en la localidad de Granada, en el sureño departamento de Meta, cuando dos hombres que se desplazaban en una moto le dispararon tres veces con una pistola 9 milímetros y huyeron del sitio, indicó en diálogo telefónico el coronel Jaime Romero, comandante de la Policía en Meta.

Reyes recibió un balazo en la cara y dos tiros en el pecho en el ataque registrado aproximadamente a las 8.45 horas. Granada se encuentra a unos 110 kilómetros al sur de Bogotá, agregó el oficial.

El juez trabajaba en la sede de un batallón del Ejército, que no ha detallado qué casos llevaba el despacho de Reyes o si había recibido amenazas.

Las autoridades ofrecieron una recompensa de 10 millones de pesos (unos 5.200 dólares) por datos que lleven a la captura de los sicarios y autores intelectuales del asesinato.

El vicefiscal general Juan Carlos Forero dijo a los reporteros en su despacho que la investigación por el asesinato de Reyes fue asumida por un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos.

Forero precisó que "se están analizando los procesos (o investigaciones) que tenía este señor juez en su despacho y que hayan podido tener algún vínculo con" su muerte.

Dijo no saber de amenazas en contra de Reyes.