Airbus recibió una cifra récord de pedidos el año pasado de sus aviones comerciales debido al repunte en la demanda de aparatos con un solo pasillo, más que la estadounidense Boeing por cuarto año consecutivo.

El consorcio europeo dijo el martes que recibió 1.419 pedidos nuevos en 2011, por un valor de 140.000 millones de dólares, muy por encima de los 805 de Boeing. La cifra superó la marca anterior de 1.413 nuevos pedidos lograda por Boeing en 2007.

Airbus entregó además 534 aviones el año pasado, frente a 510 en 2010 y retuvo el título de la mayor empresa del mundo de aviones comerciales que obtuvo en 2003. Boeing entregó 477 aviones en 2011.

Este año, Airbus aspira a entregar unos 570 aviones, incluyendo unos 30 de su A380 súper jumbo, el avión comercial más grande del mundo.

Louis Gallois, director general de la empresa matriz de Airbus, EADS, dijo que los ingresos en 2011 será "gratamente superiores" al récord de 45.800 millones de euros de 2010. EADS dará a conocer sus beneficios de 2011 a principios de marzo.

Gallois se jubilará en mayo pero el consejo ejecutivo de EADS se negó a formular comentarios sobre sus planes de relevo. Gallois habló con mayor franqueza sobre la crisis financiera europea y dijo que la degradación de la calidad crediticia de nueve naciones europeas — entre ellas Francia — por la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's la semana pasada, "sólo ha hecho la situación más compleja".

"Necesitamos una coordinación europea más rápida y potente para solucionar la crisis", dijo Gallois. Mencionó a Airbus y EADS como ejemplo para los líderes europeos. "Somos más que un símbolo de la integración europea. Somos la parte de Europa que funciona".

El comentario podría parecer irónico a algunos observadores, dadas las tensiones de la gerencia franco-alemana del grupo y el difícil desarrollo de su A380 súper jumbo, retrasado durante años y que excedió de forma notable su presupuesto debido a los retrasos de ingeniería entre los técnicos franceses y alemanes del grupo.