La Fiscalía de la Audiencia Nacional española apoyó hoy la extradición a Egipto de Magda Salem, hija del empresario Husein Salem, vinculado al expresidente Hosni Mubarak, a la que las autoridades egipcias acusan de enriquecimiento ilícito durante el mandato del exmandatario.

Las autoridades egipcias acusan a Magda y a su hermano, Jaled Salem, de blanquear grandes cantidades de dinero que les enviaba desde Egipto su padre, el empresario Husein Salem, también detenido en España y supuestamente implicado en el caso de corrupción que se sigue contra Mubarak en Egipto.

En la vista de extradición celebrada hoy, el fiscal Vicente González Mota se mostró favorable a entregar a Egipto a Salem al considerar que, pese a tener nacionalidad española, es egipcia de nacimiento y ha usado la doble nacionalidad en distintas ocasiones.

Para su petición, el representante del Ministerio Fiscal invocó la ley de extradición pasiva y el convenio de la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra la corrupción.

Asimismo, González Mota destacó las garantías judiciales que ofrece Egipto para que Salem sea juzgada allí, además de señalar que el delito por el que la reclaman las autoridades egipcias está relacionado directamente con la investigación que se desarrolla en Egipto contra la corrupción en el Gobierno.

Sin embargo, la defensa de Magda Salem, que se encuentra en libertad bajo fianza tras ser detenida en julio de 2011, subrayó que la ley de extradición pasiva establece en su artículo 3.1 que no se puede entregar nacionales en ausencia de tratados entre los Estados involucrados.

"Y Egipto no puede negar que es española", sostuvo el abogado defensor, que recordó que desde 1984 su cliente vive en España "ininterrumpidamente" con sus hijas y que ha obtenido la nacionalidad por el tiempo de residencia en este país, donde ha sido "constantemente española y ha ejercido como española".

El abogado también se mostró en desacuerdo con el argumento de las garantías judiciales que ofrece Egipto, pues, dijo, no se sabe "en qué van a desembocar" las elecciones presidenciales que se celebran en ese país en estos momentos.

Además, añadió, las autoridades judiciales egipcias ya han condenado en rebeldía a Magda tras una instrucción de "tan sólo" cuatro meses y se preguntó por qué esa urgencia por condenarla, lo que para él responde a un "acto de voluntarismo político para llevarse a la familia Salem a Egipto y juzgarles allí".

Contra Husein Salem también se sigue un procedimiento de extradición por la comisión de delitos de soborno, tráfico de influencias y causar pérdidas para los fondos públicos de Egipto, utilizando sus influencias personales con Mubarak, según las autoridades de ese país.

Tanto Husein como su hijo Jaled fueron detenidos el verano pasado por orden del juez Pablo Ruz, que investiga los hechos de los que se les acusa en Egipto, y que los mandó a prisión provisional eludible bajo una fianza, aunque finalmente decretó su arresto domiciliario al entender que era una medida "más gravosa".

Según fuentes jurídicas, la Audiencia Nacional celebrará las vistas de extradición de Jaled y Husein el próximo jueves y el 9 de febrero, respectivamente.

Una delegación judicial egipcia viajó este domingo a España para asistir a las audiencias sobre esas extradiciones.