La inflación en los 17 países del euro fue menor de lo previsto en diciembre, según cifras oficiales divulgadas el martes, una buena noticia para la unión monetaria en medio de su aguda crisis de deuda.

Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, dijo que la inflación en la eurozona fue de 2,7% en diciembre comparado con el 3% el mes anterior, debido sobre todo a la caída de los precios de combustibles. Se había pronosticado un 2,8%.

Aunque la inflación supera el blanco de algo menos de 2% fijado por el Banco Central Europeo, la institución europea redujo las tasas de interés en noviembre y diciembre. La tasa de interés referente está ahora en 1%, la más baja de la historia.

El banco prevé que la inflación siga retrocediendo en los próximos meses, en la medida que el desempleo elevado deprime los reclamos salariales.

La mayoría de los analistas preven nuevas bajas de la tasa refi, la principal tasa de interés en euros, a medida que la economía de la eurozona parece recaer en la recesión frente a una crisis de deuda que ha deteriorado la confianza.

"Creemos que, dada la (relativa) tranquilidad acerca de las perspectivas inflacionarias en el mediano plazo, el BCE reducirá la tasa a 0,50%", dijo el economista Gustavo Bagattini, de RBC Capital Markets.