El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, considera que las agencias internacionales de calificación no comprenden las reformas abordadas en Europa para atajar la crisis de la deuda y pone en duda su capacidad de juicio.

"No cree que Standard & Poor's ha comprendido realmente lo que hemos puesto en marcha en Europa", dijo hoy el jefe del Tesoro alemán en declaraciones a la emisora pública Deutschlandfunk al comentar la rebaja de calificación para varios países anunciada por S&P.

Además subrayó que "Standard & Poor's quizás no haya valorado suficientemente las medidas aplicadas para reducir sus déficit por todos los países en Europa que se ven afectados por dificultades".

El político cristianodemócrata señaló que a las agencias de calificación les interesa "en gran medida la publicidad" para si mismas y que "a veces tengo la sospecha de que las agencias de calificación, que compiten entre ellas, pugnan por acaparar la atención pública".

Por otro lado, Schäuble ha vuelto a rechazar la creación de los llamados eurobonos y un mayor compromiso del Banco Central Europeo (BCE) para atajar la crisis de la deuda.

El modelo estadounidense de imprimir papel moneda sin fin "no funciona con seguridad en Europa", dijo anoche el ministro alemán de Finanzas en un acto público.

El BCE no puede comportarse como el banco central de EEUU y poner en marcha sus imprentas de papel moneda con el fin de "tranquilizar a los mercados un cierto tiempo", a costa de la pérdida de confianza en la zona euro, señaló Schäuble.

Tras comentar que el banco central de EEUU tiene "otro papel", explicó que este consiste, no solo en garantizar la estabilidad monetaria, sino en preocuparse del crecimiento económico y el pleno empleo.

Asimismo reiteró su rechazo a los eurobonos, pues "no resuelven el problema" de la deuda y harían que los países altamente endeudados no avalen nuevas deudas al compartirlas con los solventes.

"Los países deben reducir su endeudamiento", exigió el ministro germano de Finanzas, para quien debe afianzarse una unión de estabilidad en paralelo a la unión monetaria.

Finalmente rechazó que la actual crisis sea la mas grave desde la II Guerra Mundial como opina el jefe del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, y aseguró que se trata de una situación difícil, pero no dramática.