México se aprestó a enviar ayuda a las comunidades indígenas de la Sierra Tarahumara luego de que un funcionario local dijo que decenas de tarahumaras se suicidaron porque no podían alimentar a sus hijos debido a la hambruna y al gélido clima que azotan la región.

Por mucho tiempo, los tarahumaras han sido símbolo de orgullo, fortaleza e independencia en México. Son conocidos por correr largas distancias en las montañas como parte de celebraciones ancestrales.

La idea de que un pueblo tan altivo pudiera estar perdiendo el temple sacudió a los mexicanos y los llevó a organizar colectas de comida y ropa para ellos.

Trabajadores de servicios de salud y emergencia de la región dijeron el lunes que las versiones de que hay suicidios en masa son falsas, pero que la hambruna es real.