El presidente del Consejo Económico y Social (CES) luso, José da Silva Peneda, lamentó hoy la muerte del fundador del conservador Partido Popular (PP) español, Manuel Fraga, con quien trabajó para estrechar las relaciones entre Galicia y el norte de Portugal.

En declaraciones divulgadas por medios lusos, Silva Peneda recordó a Fraga como un político "notable", de "profundas convicciones" y con una personalidad "muy fuerte", que destacaba también por su sentido del humor.

La relación entre Silva Peneda y el fundador de Alianza Popular -partido político que precedió al PP- se remonta a la década de los años 90, cuando el primero fue nombrado presidente de la Comisión de Coordinación de la Región Norte de Portugal.

Peneda subrayó la "cooperación entre las dos regiones" y los proyectos conjuntos desarrollados por España y Portugal durante aquella época, en la que Fraga era presidente de la Xunta de Galicia, cargo que ostentó durante más de quince años.

Fraga, quien falleció anoche en Madrid, a los 89 años por problemas cardíacos y respiratorios, es considerado una figura clave en la transición democrática en España tras haber sido ministro durante la dictadura de Francisco Franco.