El vicegobernador del banco central de Irán anunció el lunes que comerciar en divisas fuera de los bancos y casas de cambio homologadas por el gobierno quedó prohibido, en el intento más reciente de las autoridades para impedir la fuga de divisas extranjeras ante el débil estado de la economía.

Las últimas sanciones estadounidenses contra el banco central de Irán han desatado los temores populares sobre la situación de una economía que encara ya una inflación de dos dígitos y el peso de sanciones anteriores de Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas por su programa nuclear. Según Occidente, ese programa busca la producción de ojivas atómicas, pero Irán sostiene que solamente tiene fines pacíficos.

Poco después de ser anunciadas en enero las sanciones estadounidenses, la divisa nacional iraní — el rial — perdió un 13% de su valor frente al dólar antes de repuntar levemente. Las sanciones ni siquiera han entrado en vigencia aún. En total, el rial ha perdido un 40% de su valor ante el dólar desde diciembre de 2010.

El vicegobernador del banco central, Ebrahim Darvishi, dijo que las autoridades vigilan a los vendedores callejeros y las operaciones de los cambistas de divisas, en la gestión más reciente del gobierno para tratar de apuntalar al rial, que se cotiza ahora en el mercado libre a un cambio diferente al fijado por el gobierno.

Agregó que toda compra-venta de divisas debe ir acompañada de un recibo, o los fondos serán confiscados.

"No lleven sus divisas al mercado" libre, advirtió Darvish en declaraciones transmitidas por la radio estatal, en referencia a monedas como el dólar. "Cualquier inversión en moneda extranjera y en dólares está prohibida".

La prohibición — anunciada oficialmente el domingo — tiene como fin parar la fuga de divisas. El banco central dijo que la medida busca evitar el lavado de dinero y el gobierno lamentó que los cambistas ofrezcan tasas de cambio muy diferentes a las del gobierno.

El lunes, el dólar estadounidense se vendía a 16,950 riales mientras que el banco central estableció un cambio de 14,000 riales por dólar.