La jueza Carol Patricia Flores dio un plazo de ocho días para que la Fiscalía informe si investiga o no al ex dictador Efraín Ríos Montt por genocidio.

"Si hay imputaciones objetivas en su contra (del militar), se le podrá señalar la audiencia oral para proceder a rendir su primera declaración", dijo Flores.

El pedido de la jueza ocurre después de que Ríos Montt, a través de uno de sus abogados, enviara un memorial en el que pedía se le comunicara sobre cualquier eventual proceso o acusación en su contra.

Ríos Montt gozaba de inmunidad debido a su investidura como diputado, que perdió el sábado al concluir su más reciente periodo en la Legislatura.

En el 2000, una organización pro derechos humanos responsabilizó en el 2000 a Ríos Montt y a los altos mandos militares de su época de las matanzas cometidas contra poblaciones de indígenas ixiles del norte de Guatemala.

Ríos Montt y a otros generales retirados se les señala por al menos 100 hechos donde habrían muerto al menos 1.771 personas, se habrían cometido 1.400 violaciones y se habría desplazado a por lo menos 29.000 personas, explicó recientemente el fiscal Manuel Vásquez.

Hasta ahora solo los generales Mauricio Rodríguez Sánchez y Héctor Mario López Fuentes son procesados y permanecen bajo arresto en un hospital militar. El caso contra el general retirado Oscar Humberto Mejía Víctores, ex ministro de Defensa y también acusado, fue suspendido provisionalmente en enero porque no posee las facultades físicas ni mentales para ir a juicio, según

Ríos Montt gobernó de facto entre marzo de 1982 y agosto de 1983, período en el cual se cometieron numerosas masacres de poblaciones indígenas, según organizaciones de derechos humanos y lo registrado por una comisión de la verdad auspiciada por Naciones Unidas.

El conflicto armado en Guatemala terminó en 1996 con la firma de un cese de hostilidades entre el gobierno y las guerrillas pero durante los 36 años que duró, dejó más de 200.000 muertos y desaparecidos.

Además de la demanda que está planteada en la fiscalía guatemalteca contra Ríos Montt, hay una acusación presentada en España por la Premio Nobel de la Paz 1992 Rigoberta Menchú en la que también le acusa de genocidio.