Los dos ecuatorianos que se encontraban en el crucero "Costa Concordia" que se accidentó el pasado viernes en aguas de la isla italiana de Giglio están "fuera de peligro" y fueron trasladados ayer a sus lugares de residencia, informó hoy la Cancillería en Quito.

Añadió que la empresa responsable del crucero se hizo cargo del hospedaje y traslado de los ecuatorianos Cesar Steven Avecilla y José Jacinto Vidal Zambrano.

"Se confirmó que no existen otros ecuatorianos entre los muertos ni desaparecidos", señala el comunicado emitido hoy por la Cancillería.

El presidente y consejero delegado de la compañía naviera Costa Cruceros, Pier Luigi Foschi, admitió hoy que el naufragio, en el que han fallecido hasta el momento seis personas y 16 están desaparecidas, se debió a un "error humano" del capitán, Francesco Schettino, actualmente detenido, "quien no respetó el reglamento".

Calculó que los daños tras el naufragio del "Costa Concordia" serán, por el momento, de 93 millones de dólares.

Foschi explicó que aún se desconoce si se puede considerar la nave "totalmente perdida o si se podrá recuperar parcialmente", pues la naviera aun no ha tomado al respecto ninguna decisión.

El máximo responsable de Costa Cruceros explicó que la prioridad ahora es la búsqueda de las personas dadas por desaparecidas, así como la extracción de las cerca de 2.300 toneladas de carburante.