La demanda del jardinero dominicano Timoniel Pérez contra la Liga Dominicana de Béisbol fue declarada inadmisible el lunes por un juzgado de trabajo.

Pérez elevó un recurso de amparo contra la Liga y los Tigres del Licey bajo el alegato de que se estaban violando sus derechos constitucionales del trabajo al no inscribirlo en el torneo quisqueyano por la suspensión de 50 partidos que pesa en su contra por arrojar positivo a dopaje mientras jugaba con la sucursal de Triple A de los Tigres de Detroit.

"La presenta acción de amparo es inadmisible, ya que el accionante (Pérez) tiene otra vía abierta que puede garantizar de manera efectiva la protección del derecho alegadamente vulnerado", reza la sentencia de la cual The Associated Press obtuvo una copia.

La otra vía a la que se refiere la sentencia es el artículo 11 del Acuerdo Invernal del Caribe, que establece un procedimiento especial de reclamos y apelaciones para dirimir los conflictos surgidos entre los jugadores de Grandes Ligas, árbitros o un club de las Grandes Ligas por un lado y un club de la Liga Invernal por otro lado.

"Esto es improcedente porque Timoniel Pérez es actualmente un agente libre, no pertenece a ningún equipo de las Grandes Ligas y si le da aquiescencia a esta situación, nos enfrentamos al hecho de que si mi cliente no firma un contrato para jugar en los Estados Unidos, nunca más podrá jugar béisbol en su país, lo cual es una violación de sus derechos", dijo el abogado de Pérez, Julio Santamaría a la AP.

El abogado dijo que apelaría la sentencia ante el Tribunal Constitucional de la República Dominicana, buscando revocar la misma.

"Este caso no solo tiene que ver con Timoniel Pérez sino con que se cumplan las leyes dominicanas y se respeten los derechos de otros peloteros que están en situaciones similares", agregó Santamaría.