El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, descartó hoy la sugerencia del ministro de Educación, Michael Gove, de regalar a la reina Isabel II un yate financiado con dinero público que costaría al menos 72 millones de euros.

Con motivo de los preparativos del Jubileo -la celebración de los sesenta años de la Reina en el trono-, el conservador Gove remitió una carta al ministro de Cultura y supervisor de la celebración, Jeremy Hunt, y a Nick Clegg, en la que sugiere que la crisis del Reino Unido "requiere" una "celebración a gran escala para animar al país", según recoge hoy el diario "The Guardian".

Clegg, liberaldemócrata, desestimó hoy esta opción por considerar que "un barco valorado en varios millones de libras no supone una prioridad en estos tiempos de recortes".

Aunque rechazó comentar directamente el contenido de la carta, Clegg respondió a las preguntas de los periodistas sobre este asunto al término de un discurso en Londres.

"Mucha gente podría pensar que el Jubileo es una ocasión maravillosa para celebrarla juntos como comunidad y como país, pero sospecho que la mayoría pensaría que, dada la escasez de dinero, probablemente no debería figurar entre los primeros puestos de la lista de prioridades a las que destinar los escasos recursos públicos", afirmó el viceprimer ministro.

Gove, ministro de Educación y conocido monárquico, escribía en su carta que el Jubileo "supone una oportunidad tremenda para reconocer la aportación significativa de la Reina a la vida de la nación y de la Commonwealth" (comunidad británica de naciones).

Para el ministro, los eventos previstos y la fiesta que se celebrará en el palacio de Buckingham son "transitorios" y la Reina se merece un presente "más tangible".

Asimismo, Gove defendió que, además de los 60 millones de libras (72 millones de euros) que costaría el yate, se deberían destinar más fondos a esta celebración, para evitar que quede "eclipsada" por los Juegos Olímpicos que arrancarán el próximo 27 de julio en Londres.

En respuesta, el vicepresidente del Partido Laborista británico, Tom Watson, aseguró que Grove está "fuera" de la realidad.

"Cuando los presupuestos de las escuelas están siendo reducidos, los padres se preguntarán cómo a Gove se le ha podido ocurrir sugerir esta idea. Este no es el momento de gastar 60 millones de libras en un yate", afirmó Watson.