Los usuarios de teléfonos celulares en Chile pueden a partir de hoy cambiar libremente de compañía sin perder por ello su número telefónico, lo que se conoce como "portabilidad" numérica.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, encabezó un acto con motivo del arranque de la "portabilidad", en el que señaló que "esta es la revolución mas importante desde el multicarrier" (esquema de acceso múltiple utilizado en los sistemas de telecomunicaciones, que permite soportar miles de usuarios al mismo tiempo).

En Chile, país de 17 millones de habitantes, existen 22 millones de aparatos móviles en uso y un 98 % de los hogares tiene al menos un celular, lo que hace de este servicio el más masivo del país.

Tres compañías, Entel, Movistar y Claro, de capitales chilenos, españoles y mexicanos, respectivamente, se reparten actualmente el mercado, al que se espera que se sumen este año VTR Móvil y Nextel.

Piñera instó a las empresas de telefonía móvil a mejorar su servicio y hacer mayores esfuerzos por satisfacer a sus clientes.

"Las compañías saben que van a tener que esforzarse mucho más que ayer para poder mantener a sus clientes. Corran muchachos porque si no los clientes van a correr mas rápido que ustedes", enfatizó.

El ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Pedro Pablo Errázuriz, dijo por su parte que la "portabilidad" numérica garantiza una competencia abierta y transparente entre las empresas, que deberán hacer mayores esfuerzos por atraer y retener a sus clientes con buen servicio y mejores precios.

La ley por la que se ha puesto en marcha la "portabilidad" numérica de los teléfonos móviles contempla también aplicar el mismo derecho para los usuarios de telefonía fija y de voz sobre Internet (VOIP), los cuales serán también propietarios de los números.