La conferencia del Partido Comunista de Cuba que se celebrará a finales de enero seguirá con la "renovación indispensable" en la isla, aseguró el líder parlamentario Ricardo Alarcón.

Alarcón, quien también es miembro del Buró Político de la organización, dijo que "la renovación es indispensable en todo, (y) es absolutamente indispensable en la isla".

Se espera que tras un Congreso Nacional de abril del 2011, la conferencia prevista para el 27 de enero continúe los cambios en la implementados bajo iniciativa del presidente Raúl Castro y que fomentan la iniciativa privada, flexibilizan el trabajo al margen del Estado, además de distribuir tierras en usufructo y abrir el crédito a particulares, entre otros aspectos.

Uno de los puntos propuestos para debatir es el de limitar a un máximo de dos periodos de cinco años los mandatos que el mismo presidente pueda cumplir.

Alarcón, quien acudió el lunes a la inauguración del premio Casa de las Américas, rechazó que el proceso de cambios vaya a retroceder como algunos interpretaron tras las palabras del presidente ante la Asamblea del Poder Popular en diciembre, cuando pidió cautela en el ritmo de las medidas de actualización del modelo de gobierno cubano.

"Lo que él dijo (Castro) lo ha dicho siempre, que las cosas cuando se quiere hacerlas con seriedad, con profundidad hay que hacerlas con su ritmo, sin precipitarse", expresó el líder parlamentario.

Hasta ahora Castro demostró "la voluntad de seguir adelante de continuar con los cambios, de hacerlo de una manera madura, reflexiva y siempre en contacto con la realidad de ir midiendo con la gente, como la gente lo percibe y como la gente lo quiere", expresó Alarcón.

Según indicaron las autoridades, el congreso de abril del Partido Comunista --único con personería legal en Cuba aunque su función no es electoral-- realizado en abril fue un encuentro para decidir el rumbo sobre todo económico del país, pero la conferencia buscará reorganizar también cuestiones sociales y políticas; así como temas internos de la organización.

En octubre un documento de base para debatir en la conferencia comenzó a circular públicamente y menciona, entre los puntos, la sensible cuestión del recambio generacional del país en la isla, sobre todo a partir de la falta de jóvenes en las primeras líneas de decisión del gobierno y la forma en que el Partido se articulará con el gobierno, hasta ahora fuertemente entremezclados.