Exiliados venezolanos ligados al terrorismo amenazaron a funcionarios del consulado venezolano en Miami, denunció el domingo el ministro de Relaciones Exteriores.

Nicolás Maduro no aportó pruebas de su denuncia, formulada poco después que el presidente Hugo Chávez anunciara que su gobierno cerraría el consulado de Miami en respuesta a la expulsión de la cónsul, a la que Estados Unidos acusó de espionaje.

Maduro dijo a la agencia noticiosa estatal AVN que "un conjunto de organizaciones de venezolanos prófugos de la justicia que han celebrado esta decisión, que han auspiciado esta decisión contra Venezuela, y que están (...) vinculados al terrorismo — juzgados en Venezuela (...) y protegidos en Miami — han amenazado no sólo a la cónsul, sino al personal de nuestro consulado".

Maduro destacó al menos un grupo, Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio, diciendo que buscaba provocar un conflicto diplomático. El líder del grupo, José Antonio Colina, es buscado en Venezuela por cargos relacionados con terrorismo, dijo Maduro.

Livia Acosta Noguera, cónsul general de Venezuela en Miami, recibió la semana pasada orden de abandonar el país tras una investigación del FBI sobre denuncias de que habló de un posible ciberataque contra el gobierno de Estados Unidos mientras estuvo asignada a la embajada de Venezuela en México.

Las denuncias fueron detalladas en un documental difundido por la cadena de televisión en español Univisión.

El documental se basó en grabaciones de una conversación entre ella y otros funcionarios y mantiene que las misiones diplomáticas de Cuba e Irán participaron igualmente.

Según grabaciones de audio y video obtenidas por estudiantes de la Univerdad Nacional Autonóma de México, Univisión sostuvo que Acosta buscaba información sobre los servidores de las plantas nucleares de Estados Unidos.

Maduro calificó el documental de "basura" y acusó a los EE.UU., incluyendo a los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, David Rivera, Bob Menéndez y Mario Díaz Balart, de respaldar a las organizaciones anti Chávez.

El diplomático no dio detalles de sus acusaciones contra los legisladores norteamericanos.

Chávez dijo el viernes que decidió cerrar el consulado en respuesta a una acción injusta del Departamento de Estado norteamericano.