El gobierno de Nigeria subsidiará los precios de la gasolina para reducir de inmediato el costo a unos 2,75 dólares por galón, en medio de una agobiante huelga nacional por los precios del combustible en el país más poblado de Africa, informó el lunes el presidente Nigeriano.

El presidente Goodluck Jonathan también acusó que provocadores han secuestrado las protestas y mítines, las cuales han visto a decenas de miles marchando por las ciudades de todo el país. El mandatario no dio más detalles de su aseveración, pero su discurso en la televisión estatal Nigerian Television Authority mostró qué tan preocupado está su gobierno por las movilizaciones que ahora sacuden la joven democracia del país.

"Ha quedado claro para el gobierno y todos los nigerianos bien intencionados que otros intereses más allá de la aplicación de la política de desregulación han secuestrado las protestas", dijo Jonathan.

El discurso del presidente llega un día después de que fracasó su intento por negociar con los sindicatos para evitar que la huelga entrara en su sexto día.

El presidente del Congreso del Trabajo de Nigeria, Abdulwaheed Omar, dijo a periodistas que el sindicato detendrá las protestas callejeras a petición de Jonathan por razones de seguridad.

La huelga empezó el 9 de enero, paralizó a la nación de más de 160 millones de habitantes y ha dejado 10 muertos. La causa principal siguen siendo los precios de la gasolina: el gobierno abandonó los subsidios que mantenían bajos los precios del combustible el 1 de enero, lo que causó que los precios se elevaran de 1,70 dólares por galón (0,45 dólares por litro) a por lo menos 3,50 dólares por galón (0,94 dólares por litro).

Los costos de la comida y el transporte también se duplicaron en una nación donde la mayoría de la gente vive con menos de 2 dólares al día.

___

El periodista de The Associated Press Bashir Adigun en Abuja, Nigeria, colaboró con este reporte.

___

Jon Gambrell está en Twitter como @jongambrellAP.