El rey de Bahréin dijo el domingo que su atribulada nación avanzará con las reformas políticas que amplíen los poderes del parlamento electo sobre los gobiernos selectos por la monarquía.

Las reformas forman parte de las recomendaciones que surgieron el año pasado entre varios partidos políticos y grupos civiles a fin de moderar las tensiones en el reino dominado por sunitas, que han enfrentado revueltas por más de 11 meses por la mayoría chiíta que exige mayores derechos.

El rey Hamad bin Isa Al Khalifa dijo el domingo en un discurso televisado que los nuevos poderes incluyen la aprobación de gabinetes propuestos por la monarquía y mayor autoridad para cuestionar y remover miembros del gabinete.

Pero los principales grupos chiítas de Bahréin se han retirado del parlamento y han boicoteado las conversaciones para lograr reformas.