La popularidad del presidente Ollanta Humala subió siete puntos en enero luego de haber descendido en diciembre a su más bajo nivel desde el inicio de su gobierno en julio, según un sondeo difundido el domingo.

La encuesta nacional de Ipsos-Apoyo encargada por el diario limeño El Comercio arrojó que la popularidad de Humala en enero fue de 54%, mientras que la desaprobación alcanzó 36%. Un 10% no opina.

Según la encuesta, quienes aprueban la gestión de Humala destacan que su gobierno "está realizando un cambio para la mejora del país", mientras otros perciben que "está trabajando en programas sociales para los pobres", que son unos 10 millones de peruanos.

Sin embargo el grupo que desaprueba a Humala lo critica "porque no hay seguridad y hay delincuencia", en un contexto donde el mandatario siendo candidato presidencial prometió aplacar la creciente delincuencia común.

Humala es igual de popular entre los más ricos (60, pero también entre los más pobres (60%). Su aceptación disminuye entre la pequeña clase media y en sectores de la clase obrera.

Según Ipsos-Apoyo, la popularidad presidencial cayó, desde 65% en setiembre hasta 47% en diciembre, durante una crisis originada por protestas en la norteña región Cajamarca contra el proyecto minero Conga de la estadounidense Newmont.

La crisis política provocó el cambio del primer gabinete ministerial y el retiro de ministros ligados a la izquierda. Analistas consideraron que el gobierno iniciaba un periodo de endurecimiento para afrontar el descontento de la población.

Sin embargo, Humala mantuvo a su ministro de Economía, Luis Castilla, y no realizó cambios en política macroeconómica que en diciembre dejó al país con una inflación de 4,7% y reservas internacionales de 48 mil 816 millones de dólares.

El presente estudio de opinión consultó entre el 11 y 13 de enero a 1.200 personas de zonas urbanas de todo el país y posee un margen de error de 2,8 puntos porcentuales.

Humala, un ex militar de 49 años, asumió la presidencia el 28 de julio.