Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desplegaron una ofensiva de al menos cinco ataques en los últimos dos días que azotó el departamento colombiano de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

A la detonación de un coche-bomba que el viernes dejó tres muertos en el caserío de Petrólea, se sumó en horas de la madrugada de hoy la explosión de dos cilindros bomba en las inmediaciones de una estación de policía en Sardinata, municipio del mismo departamento, que dejó heridas a dos uniformados.

Las autoridades atribuyeron ambos ataques a esa guerrilla, y según explicó a periodistas el comandante de Policía del departamento, coronel Eliécer Camacho, en Sardinata los rebeldes "enviaron explosivos contra las instalaciones que están sirviendo de atención para asesinar a los policías".

Por su parte, el gobernador de Norte de Santander, Edgar Díaz, pidió a los grupos armados detrás de estos ataques un alto al fuego.

"Esto ocurre en un momento en el que estamos analizando el plan de consolidación (de seguridad) para el Catatumbo (región selvática de la frontera con Venezuela que riega el río del mismo nombre) donde hemos estado socializando el proyecto con las comunidades", declaró en Caracol Televisión el político.

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, liderará mañana en la localidad de Tibú, una de las más importantes cabeceras municipales del Catatumbo, un consejo de seguridad para tomar medidas sobre la violencia en la zona, según confirmaron a Efe fuentes de esa cartera.

El Catatumbo es la segunda zona del país por detrás del Cauca, en el suroeste de Colombia, que más ataques guerrilleros ha venido sufriendo por parte de los grupos armados ilegales que delinquen en su territorio: el Frente 33 de las FARC y algunas bandas herederas de las estructuras paramilitares desmovilizadas.

El diario La Opinión, que se publica en Cúcuta, capital departamental de Norte de Santander, en su editorial de hoy especula con que estos ataques respondan a la presencia en la zona del jefe máximo de las FARC alias "Timochenko".

"Desde tiempo atrás han circulado versiones sobre la presencia de 'Timochenko' en nuestra región y esto podría explicar la reactivación de las FARC, que hace un año volaron el puente de Campo Dos, en la carretera Cúcuta - Tibú y desde entonces las comunidades de El Catatumbo sufren sus consecuencias", sostuvo el texto.

Además, recuerda que en una carta que el líder rebelde envió al presidente colombiano, Juan Manuel Santos el pasado lunes, cuestionó el aumento de presencia militar en la zona.