El empate casero del Juventus Turín ante el Cagliari (1-1), que pone líder momentáneo al conjunto turinés, la derrota del Udinese en su visita al Génova (3-2) y el triunfo del colista Lecce en Florencia (0-1), son las sorpresas más relevantes de la decimoctava jornada de la liga italiana.

Una jornada que está a expensas del gran duelo que vivirán esta noche Milan e Inter (20:30 hora local; 19:30 gmt), del partido que el lunes jugarán Nápoles y Bolonia; y en la que se produjo, el sábado, la suspensión del Catania-Roma (1-1), a los 65 minutos, por la lluvia.

De lo jugado, lo más llamativo es el "pinchazo" del Juventus ante el Cagliari. Y ello pese a que el combinado piamontés se adelantó pronto por medio de Vucinic (m.7). Pero apenas iniciada la segunda mitad, llegó el empate de Cossu (m.47), con un disparo desde fuera del área.

Antonio Conte, técnico juventino, intentó dar más mordiente a su equipo, con la salida del capitán Del Piero y del recién fichado Borriello, y pudo llegar el segundo tanto local en los instantes finales, pero fallaron Krasic (m.93) y Vidal (m.94).

Al final, el Cagliari se llevó una igualada que le mantiene en zona templada. El Juventus lidera en solitario, pero con un solo punto de ventaja sobe un Milan que de ganar esta noche le "robaría" el privilegiado lugar.

El Udinese, tercero en discordia en la clasificación, desaprovechó una excelente ocasión en Génova para igualar al Juventus en el liderato. Cayó pese a adelantarse en el marcador con un tanto de Ferronetti (m.14), tras serle anulado un gol legal por inexistente fuera de juego a Di Natale (m.7).

Pero en la segunda mitad, se hundió el conjunto friuliano y creció el Génova, especialmente tras el gol de Granqvist (m.49) que ponía la igualada en el marcador. Jankovic, un minuto después, puso el 2-1 y el argentino Rodrigo Palacio (m.71) el 3-1.

Poco después, llegó la expulsión del local Rossi (m.73), que dejaba al Génova con diez, lo que fue aprovechado por el Udinese para descontar su desventaja con Di Natale (m.75) y volcarse sobre la meta genovesa. Intento inútil ya que se le escaparon los tres puntos.

El Lazio, por la mañana, se impuso en casa al Atalanta (2-0), con goles de Hernanes (m.20, de penalti) y de Klose (m.91). Los locales son cuartos, manteniéndose en la exclusiva zona Liga de Campeones.

En un duelo de la zona baja, el rumano Mutu se salió en el Cesena-Novara (3-1), anotando los dos primeros goles de su equipo (m.19 y 39, el último de pena máxima). Cerró la discusión sobre el ganador un autogol de Rinaudo (45), que ponía el 3-0. De poco sirvió que, al final, el japonés Morimoto (m.89) descontase.

Un gol de Di Michele (m.65, de penalti) dio tres importantes puntos al Lecce, que llegaba como colista, en su visita al Fiorentina (0-1). Le vale para dejar la cola y para poner en apuros al equipo toscano.

Del resto de la jornada, triunfos locales del Chievo Verona y del Parma sobre el Palermo (1-0) y Siena (3-1), respectivamente. Puntos importantes en la lucha que mantienen estos conjuntos por no entrar en la zona descenso.